Contenido

Por qué gusta Kara Para Ask a sus seguidores

13-05-2018
Ante el auge de las producciones turcas de televisión en todo el mundo, Prensario está publicando en inglés una serie de notas sobre las razones y características de este fenómeno que está ocupando horarios de pantalla antes disponibles para series estadounidenses y telenovelas latinoamericanas.

Uno de los aspectos de este fenómeno es que Turquía parecería estar lanzando dramas que llenan un vacío que han dejado tanto las series de Hollywood, que se ha embarcado en lo que se denomina “televisión compleja” --con personajes que exhiben aflicciones y falencias-- y las telenovelas producidas en América Latina. Para arrojar luz sobre esta cuestión, Prensario realizó una encuesta online entre centenares de seguidores, en los distintos países. De Kara Para Ask, uno de los dramas de mayor relieve a nivel mundial y que popularizó a sus protagonistas Tuba Büyüküstün (estrella también en CesurveGüzel (EccoRights) y otras producciones) y Engin Akyürek (también en Fatmagul, Kanal D y Bir Bulut Olsam, Kanal D).

Más allá de las innumerables referencias al ‘excelente argumento’, ‘muy buena música’ y ‘magníficas actuaciones de los protagonistas’, los comentarios apuntaron a cuestiones de utilidad para todo productor de contenidos televisivos: los/las seguidores/as resaltan ‘los protagonistas son impulsivos, tercos, apasionados, incorruptibles’ y ‘leales a quien aman’. Cosa interesante, ‘no hay lenguaje grosero, las parejas son leales entre sí, actúan como cómplices’. Al menos en el caso particular de Kara Para Ask, la ‘química’ entre los intérpretes principales es insistentemente elogiada.

Otros comentarios son ‘estos contenidos son para que el espectador se entretenga, los noticieros ya producen suficiente tensión’ y ‘hay acontecimientos inesperados en el argumento que te hacen preguntar ‘¿Qué diablos está pasando (el comentario en inglés es más fuerte: WTF)?’ desde el principio al final’. Otro comentario tanto frecuente como significativo: ‘Cuidan los valores, la tradición y muchas cosas que no se respetan hoy en el mundo. Y, no hay morbo’. Consideran que las telenovelas brasileñas ‘son actualmente muy violentas’ y las argentinas ‘son en su mayoría predecibles’.

Esta visión de la televisión es compartida por algunos profesionales de la industria: hace dos años, Juan Manuel Vicente, directivo de Mega TV de Chile y uno de los principales artífices del “boom” del drama turco en América Latina, había señalado a Prensario, en una de las convenciones de la industria: ‘El continuo éxito de Turquía revela las falencias de los creadores en Latinoamérica: hay más preocupación por la longitud de las series, que por las temáticas’, subraya. Vicente describe lo que a su criterio son las grandes ventajas comparativas de esas producciones dramáticas.

‘Ponen el foco en otra faceta de la clásica historia de amor: reproducen un conflicto de índole ético moral (Las Mil y Una Noches, Global Agency, Fatmagul, Kanal D), no social (rico/pobre). Los personajes son dicotómicos: el malo es bueno y viceversa. Y por último, lo que nosotros llamamos el “terremoto dramático” es a cada episodio, no cada ocho o diez, como estamos acostumbrados en Latinoamérica’.