Contenido

LA Screenings 2018: óptimas perspectivas

15-05-2018
Como ha ocurrido los últimos 2-3 años, estos LA Screenings prometen negocios en alza. Por un lado, América Latina está mejor en sus países claves --Brasil, México, Argentina, etc. Por otro, Natpe se ha sumado como socio estratégico en la organización de los días independientes junto a Isabella Márquez, y agrega buen movimiento global.

LA Screenings es sobre todo el evento donde los estudios de Hollywood presentan sus nuevas películas y TV series a los programadores internacionales. Asisten unos 1500 buyers de peso desde el mundo, sobre todo broadcasters, players Pay TV y OTT grandes. Para América Latina, hay un mercado independiente en el Intercontinental Hotel de Century City, donde este año 70 exhibidores reciben a unos 350 buyers y productores, desde los dos días previos a los screenings major.

Con el aporte de Natpe, es la primera vez en años que el hotel Intercontinental está sold out desde varias semanas antes del inicio, incluyendo por ejemplo 15 buyers asiáticos con habitaciones desde el martes para asistir a los días indies. Aún grupos pequeños como este, ya suman buena diferencia, al ser un evento que vive de lo puntual. Se debe insistir con los europeos.

El hotel demostró el año pasado dar la talla para ser centro del evento, incluso tiene la ventaja que distribuye mejor las suites en los distintos pisos, permitiendo mayor demanda para todos los exhibidores. El lobby tiene buena vida a lo largo del día, y a las suites del hotel se agregan mesas en el primer piso, para expositores pequeños o entrantes.

Los días indies otra vez comienzan hoy martes 15 en lugar del lunes, lo que integra mejor el evento con los días major. Fox se organiza el jueves 17, pero el viernes 18 sólo está Viacom/Telefé a la mañana como evento fijo, con un desayuno en el Intercontinental, más allá que luego algunos buyers van hasta el mediodía a los estudios Paramount. Es decir que el viernes queda bastante libre para los independientes.

¿Cómo está la región? Dual, como suele pasar. Por un lado, las perspectivas generales son buenas. Se viene de años duros en la mayoría de los territorios grandes, y la tendencia es a la superación o normalización, según el país. Lo negativo es que el 2018 es un año de elecciones en buena parte de las naciones. Cuando la población va a las urnas, el ritmo de negocios se suele frenar por las incertidumbres que se generan.

La situación macro en Brasil sigue compleja, pero la industria de medios no se detiene y la gente está mirando más televisión (abierta y de paga) que años atrás. Con el surgimiento del tercer canal, en México se consolidó un pujante mercado de producción independiente con más coproducciones con estudios de Hollywood y el resto de la región. Argentina y Chile ahora tienen gobiernos liberales, que alientan las inversiones. Colombia sigue fortaleciendo su posición de hub de producción global, de alta calidad con buenos costos.

Hay más eventos durante la semana indie: hoy mismo a la mañana, al arrancar el mercado, Mega Chile presenta en su suite su distribuidora internacional, MGE, a cargo de Esperanza Garay. Y a las 6pm está el Opening Cocktail, auspiciado por Olympusat.

Mañana miércoles está por primera vez a la mañana el Latam Content Summit & Breakfast, con dos disertaciones, al mediodía y noche se hace el clásico K-Drama at LA Screenings 2018 de Corea, y Gaumont brinda un cocktail a las 6pm en torno a su serie Narcos.

El jueves 17, Caracol (Colombia) aporta su tradicional screenings, este año muy potenciado por la presencia del músico Maluma, de gran momento. El viernes 18, más allá de Viacom, a las 2pm Olympusat ofrece un screening. Y el sábado 19 Telefilms (Argentina) da lo suyo en el salón Gran Ballroom.

En resumen, con todos estos factores, se siente buen clima de negocios. Los LA Screenings latinos, que parecían en riesgo hace 4 años, hoy están con salud y perspectivas de crecer. Las empresas del mundo que quieren vender en América Latina siguen llegando… a dedicarse al mercado, entonces, y hacer las cosas bien.

Nicolás Smirnoff