Contenido

LA Screenings 2019: el año de los cambios

Esta no es una edición más de los LA Screenings latinos. Con la fusión de Disney con Fox, por primera vez ‘desaparece’ el screening de Fox de los jueves, que ahora se hace junto a Disney el martes 21, un día antes de lo habitual y desde la mañana. Cae el mismo día de Sony, que se hace a la tarde. Esto cambia de lleno el evento.

Los días independentes ahora son más plenos, sin un major en el medio, y como la fila completa de Screenings es más corta, los buyers pueden estar más al comienzo. El jueves 16 a la mañana Paramount vuelve a escena, Lionsgate está el domingo al mismo tiempo que NBCUniversal… lo que tanto se pedía organizar, que se concentrara el mercado, se ha dado por fuerza mayor, casi por casualidad.

Los días independientes también evolucionan. Natpe continúa colaborando con Isabella Márquez en la organización y ayer lunes 13, sumó un Producers Summit, como previa a que arranquen los días indies en sí. A la vez, están promoviendo que los asistentes se registren por USD 50 —no es obligatorio— recibiendo una badge, acceso a la base de datos (de buyers, sellers) y a los eventos de networking. Por ejemplo, viene una comitiva de delegados de China, para generar sinergías con América Latina. Y hay descuentos de 10% para los restaurantes del hotel Intercontinental.

¿Va a haber más negocio entonces? Las formalidades no definen un mercado, pero ayudan. Más gente junta genera oportunidades, demanda fresca… esperemos! Si el año que viene sigue este formato, sería bueno que los días indies arranquen un día más tarde, para aumentar la concentración. Serían miércoles, jueves y viernes, con poca traba, y del sábado al martes los majors.

La movida de Natpe y los USD 50 generó polémica, porque algunos exhibidores ven una amenaza en que los LA Screenings, que desde siempre han sido gratuitos, bohemios y algo anárquicos, se vuelvan rentados y costosos como los otros eventos del calendario.

Como siempre, ambos lados tienen algo de razón. Y un punto intermedio es lo más atinado. Hace 5 años el evento se había estancado y hasta corría riesgo de vida. Que organizadores lo impulsen y le incluyan incentivos, es para respaldar. Que haya badges para reconocer a la gente, que Natpe acerque al mercado doméstico americano, etc., sin duda suma mucho.

Luego, sí, hay que cuidar que con el tiempo no se desbande… quienes mejor que los principales exhibidores como grupo —varios de los cuales ahora forman el Grupo de Distribuidores Latinos— sean quienes apoyen y controlen año a año. A. moverse con sentido común y conciencia.

¿Claves de negocio? Sobre todo tres: por un lado, las grandes fusiones empiezan a mostrar el nuevo mercado consolidado, partiendo por Disney-Fox y AT&T-Warner Media (con Turner y HBO). Por otro, la nueva era digital marca el lanzamiento de grandes OTTs de estos mismos grupos directos al público, desafiando la hegemonía de Netflix, Amazon, etc. Y tercero, todo esto genera una evolución de los contenidos hacia nuevos rumbos, tanto en ficción como en formatos de entretenimiento. Ya iremos desplegando cada tema los días que vienen.

Para terminar, los basics: LA Screenings es el evento donde sobre todo los estudios de Hollywood presentan sus nuevas películas y TV series a los programadores internacionales. Asisten unos 1500 buyers desde el mundo, sobre todo broadcasters, players Pay TV y OTT grandes. Para América Latina, hay un mercado independiente en el Intercontinental Hotel de Century City, donde unos 70 exhibidores reciben a unos 350 buyers y productores, desde los días previos a los screenings major.

Los números independientes se mantienen estables: misma cantidad de exhibidores y buyers que en los últimos 2 años. En las épocas más doradas hubo 100 exhibidores, luego hubo un pozo como decíamos, donde casí a casi 50 empresas. Para los buyers latinos, LA fue por mucho tiempo el evento top, pero desde que se potenció Natpe en Miami, las aguas están más divididas. De Europa y Asia antes se acercaban un poco más al hotel, que ahora. Por eso es clave cualquier iniciativa de sumar gente nueva, que se pueda hacer. El mercado doméstico americano suena como una de las fuentes más apetecibles.

Nicolás Smirnoff, Fabricio Ferrara


undefined
Prensario